Share on Facebook100Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0
It's only fair to share...

El Saludo al Sol

 
 

Toma consciencia de tu respiración con el Saludo al Sol A y B.

 
 
Hola a tod@s!. Hace unos días profundizamos en unas de las secuencias de asanas más utilizadas tanto por principiantes como por practicantes avanzados, estamos hablando del Saludo al Sol Clásico (aquí os dejo el post por si os apetece leerlo y un vídeo tutorial paso a paso).

 
Hoy vamos a practicar dos variantes del Saludo al Sol muy utilizadas en nuestras sesiones de Fisioyoga, son el Saludo al Sol A y el Saludo al Sol B.

 
Estos Saludos al Sol lo conforman una secuencia de asanas que tienen algunas posturas en común entre ellos, y otras que se diferencian. Por ello, podríamos decir que los beneficios a nivel físico de cada uno de los Saludos al Sol son diferentes aunque a nivel mental buscan lo mismo, la toma de consciencia a través de la respiración durante la ejecución coordinada de las diferentes asanas que los componen.

 
Me encanta utilizar el Saludo al Sol en mis prácticas de Fisioyoga no sólo porque nos sirve de calentamiento y preparación para la posterior secuencia de asanas, sino también por los grandes beneficios que otorga a nivel de consciencia del movimiento y de la respiración como un todo, ayudando al ansiado equilibrio de cuerpo y mente.

 
Al enfocarnos en la respiración durante la realización de la secuencia de asanas que componen el Saludo al Sol tomamos consciencia del llenado y vaciado de nuestros pulmones. La inhalación y exhalación cogidas de la mano, o al menos lo intentan, se normalizan en tiempos y al realizarlo de forma lenta, profunda y pausada nuestro organismo consigue oxigenarse a todos los niveles, disminuyendo nuestra sensación de estrés.

 
La respiración y el estrés están íntimamente unidos, de hecho si normalizamos nuestra respiración mejoramos nuestras sensaciones de estrés y ansiedad. La práctica de cualquiera de los Saludos al Sol tomando una gran consciencia en nuestra respiración nos ayudan a combatirlo. También te pueden servir una técnica especifica de respiración o pranayama, la meditación y/o una relajación guiada.

 
Vamos a analizar cada uno de ellos para que podamos tener más claro que parte física de nuestro cuerpo trabajamos con mayor insistencia en el Saludo al Sol A y en el Saludo al Sol B, pero recordad la práctica de Fisioyoga no tiene una finalidad pura de mejorar cualidades físicas como la fuerza, la elasticidad, movilidad, coordinación,.., buscamos también que nuestro cuerpo se sincronice con nuestra mente, y la respiración es uno de nuestros pilares fundamentales.

 
 

El Saludo al Sol A.

 
El Saludo al Sol A es muy similar al Saludo al Sol clásico. La principal diferencia se encuentra en las asanas intermedias de la secuencia.

 

Podemos calificar al Saludo al Sol A como un escalón más en la práctica de un principiante de Yoga, cuando la activación de bhandas o Core junto al aumento de tono en sus miembro superiores le permiten pasar de la postura de la Plancha o Phalakasana a Chaturanga Dandasana si necesidad de pasar por la postura en la que apoyamos rodillas y pecho en el suelo o Asthanga Pranam.

 
El trabajo de los bhandas o core es muy importante pues son la base de la estabilidad en cualquiera de las asanas que realicemos en nuestra práctica de Fisioyoga.

 
En el Saludo al Sol A ya no realizamos la postura de la Luna Creciente o Anjayenasana como asana de transición entre la postura de la Media Pinza o Ardha Uttanasana y Phalakasana. Esto hace que el trabajo sobre el psoas que hacíamos en la postura de la Luna Creciente en el Saludo al Sol A no se llega a realizar, sobre todo cuándo ya realizamos el paso de piernas atrás con un gran salto y no con dos pasos. Lo entenderéis mejor en el vídeo.

 
Por ello, si consideramos que necesitamos realizar algún trabajo específico en este músculo debemos incluir algunas asanas que nos ayuden. Aquí os dejo un post donde os hablo de algunas posturas que nos ayudan a equilibrar el psoas.

 
Otra opción para trabajar el músculo psoas es que practiquéis el Saludo al Sol B, en que se incluye la postura del Guerrero I o Virabhadrasana I en la que realizamos un trabajo de estiramiento y contracción excéntrica del psoas en equilibrio con la co-activación de glúteos para mantener la postura correcta de nuestra hemipelvis en la pierna retrasada.

 
Aquí os dejo un vídeo donde podéis seguir paso a paso el Saludo al Sol A. Disfruta de la práctica!!

 
 

 
 

El Saludo al Sol B.

 
 
El Saludo al Sol B incluye un trabajo de piernas muy importante gracias a las asanas de la Silla o Utkatasana y del Guerrero I o Virabhradrasana I.

 
En estas dos postura insistiremos en el trabajo excéntrico de cuádriceps de forma simétrica en la postura de la Silla o Utkatasana, y de manera asimétrica en la pierna adelantada de la postura del Guerrero I o Virabhadrasana I.

 
Por tanto, es ideal cuando presentamos tendinitis de rodilla (cuadricipital o rotuliano) o alguna disfunción o patología de rodilla donde el trabajo excéntrico del cuádriceps nos resultará muy eficaz y eficiente.

 
Es muy importante que ejecutemos bien estas asanas, pues podemos conseguir un efecto perjudicial en vez de beneficioso para nuestras rodillas. Para ello, cuando realizamos la flexión de nuestra rodilla ésta no debe sobrepasar la punta de los dedos de nuestros pies, para no sobresolicitar nuestros tendones de la rodilla. Además debemos mantener alineados la rodilla con el pie de apoyo.

 
¿Te animas a probarlo??. Os dejo aquí un vídeo con el Saludo Al Sol B.

 
 

 
 

Tips del Saludo al Sol A y el Saludo al Sol B.

 
 
A continuación os dejo una serie de consejos para que la práctica de vuestros Saludos al Sol sean aún más productivos para vuestro cuerpo y mente. Estos tips no están relacionados con aspectos puramente físicos de la ejecución de las asanas sino con la profundización de la práctica del Saludo al Sol.

 
o Toma consciencia de tu cuerpo y tu mente en todo momento. Concentra tu mente en cada una de las partes de tu cuerpo, cómo se activan unos músculos y otros se relajan y flexibilizan. Siente las restricciones y permite a tu cuerpo que poco a poco vaya encintrando el equilibrio.

o Utiliza la respiración para aumentar el grado de consciencia y presencia. Respira lenta y profundamente. Cada asana se relaciona con un momento de la respiración, la inhalación y la exhalación, y debemos buscar un equilibrio entre ambas ( de esto os hablo en los vídeos).

o Elige momento del día para la práctica. No te recomiendo que practiques después de cualquier comida que realices, el mejor momento es al amanecer, pero todo depende de ti. Como siempre tú decides.

o La constancia es tu mejor aliada. Como le digo a mis pacientes, es mejor 10 o 15 minutos cada día que una hora una vez a la semana, al final menos siempre es más si lo sumas. A veces nos cuesta sacar una hora para practicar, quizás sean excusas o quizás no, pero lo que sí es seguro que 15 minutos de 24 horas son posibles. Ánimo al principio cuesta pero luego engancha!!!.

 
Si después de practicar los saludos al Sol te animas a continuar tu práctica te dejo aquí otros posts de interés y sus videos de asanas.

 
Si te ha gustado o piensas que a alguien le puede interesar puedes compartirlo. Gracias por estar ahí!

 
Nos vemos pronto!
Disfruta de la práctica

carolina fisioterapiaesvida fisioyoga

Namasté!

Un abrazo
Carolina

Share on Facebook100Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0
It's only fair to share...

En cumplimiento con la Ley 34/2002, de servicios de la sociedad de la información, le recuerdo que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar